Se informa para atemorizarnos

Wednesday, 12 Apr 2017

noam-chomsky.jpg

Informar para amedrentar es la práctica más exitosa de los medios de comunicación y de sus controladores que no son nadie más que los que dominan el tinglado del capitalismo. No se informa, no se quiere que la gente sepa, sino que sea consciente de su miedo, de su miedo a todo lo que le rodea, que no confie en nadie, que no trate, si puede ser, con nadie, que se aisle y trabaje hasta el amanecer del día siguiente, si puede ser sin descanso hasta morirse. El miedo es el gran agente de control. Cuando las cosas parecen tranquilas, alguien nos alerta de que el enemigo está cerca y nuestros temores ya no son a la libertad como decía Fromm, que también, sino a la noticia, a cualquier noticia. Y cuando la noticia está lejos, en el fondo nos alegramos de que esté lejos todavía, pero nadie puede evitar pensar que mañana puede estar aquí mismo. Y de ahí el gran control alienante que ejercen sobre nosotros.

¡QUÉ GRANDE ERES NOAM! (permíteme que te diga Noam). No sólo nos asombraste con tu gramática transformacional, sino que hace muchos años eres casi el único que se opone a ese poder del Estado USA y del poder económico que configuran una de las peores lacras y constituyen realmente una DICTADURA GLOBAL del mundo.

Si, el gran problema, la gran solución de los que detentan el poder y lo manejan y nos manejan, es utilizar constantemente el miedo, como fórmula mágica para retraernos, para contraernos, para atemorizarnos, para paralizarnos.
Los telediarios son unos diarios del miedo. Todos los programas de actualidad inciden o provocan miedo o el miedo en todos nosotros. Nos podemos defender, pero hay un punto en que es imposible defenderse de esa sensación oscura que nos invade.
Lo hacen a propósito, así consiguen que sigamos idiotizados viéndolos y viéndolos sin ningún sentido, porque no dicen lo que pasa, sino aquello que pasa que nos puede provocar miedos.

Si, es noticia el MIEDO. El pobre FROMM con su magnífico ensayo “El miedo a la libertad” ya ha sido rebasado. No es ya que tengamos miedo a la libertad, sino a la información, a la vida, a los otros, a cualquiera, hasta a nuestra familia, a todos. Estamos rodeados de individuos enfurecidos y enloquecidos que nos rodean continuamente, si no lo vemos todavía así, lo veremos …. porque ellos siguen con su gran política, bien simple, más miedo, más miedo, más irracionalidad, más terrorismo gráfico o escrito, más miedo hasta a uno mismo.

Aunque todavía es válido lo de Fromm: tenemos en realidad miedo a nuestra propia libertad, y delegamos nuestra libertad en otros, básicamente en el Estado y su sistema funcionarial y burocrático, que siempre, como decía Bakunin, conseguirá meternos más y más miedo a través de sus arbitrariedades, sus injusticias y sus mentiras.

Dejar un comentario