Ser maestro

Monday, 15 May 2017

cuanto-gana-un-maestro-570x380 (1).jpg

SER UN BUEN MAESTRO SIEMPRE HA SIDO UN GRAN PELIGRO. Las derechas sólo aceptan el conocimiento para respaldar sus intereses y beneficios, en cuanto se habla de libertad, de igualdad o de fraternidad, las derechas se revuelven y destruyen todo ser que posea y difunda el conocimiento. Así son las cosas, nunca han sido diferentes.

http://www.publico.es/politica/arximiro-rico-maestro-republicano.html

Si eres un profesor sometido, se te acepta, aunque se te paga poco. Tienes que ser super-sometido para que te paguen más y te respeten un poquito. Pero si te sales un poco de la trama, de lo que quieren, de lo que desean (el mayor deseo de la derecha es la ignorancia de todos), entonces no te lo perdonan, y te pueden cortar los huevos, convertir en picadillo y luego echarte en la primera zanja que encuentren. No es el primero, es sólo un ejemplo para que recordemos que ser maestro es muy peligroso. Que se lo pregunten a Gandhi, que se lo pregunten a Lutero King, que se lo pregunten a ………. https://rexvalrexblog.wordpress.com/2016/08/08/maestros-de-la-republica-represaliados-por-el-franquismo-ii/

Demasiado héroes silenciados en zanjas y cunetas …. demasiados ….. una alinaza de los terratenientes-aristócratas-empresarios-falangistas-requetes-militares franquistas-y un largo etc. donde predomina la iglesia católica.

No es preciso ser republicano, si llegas a pensar o sobre todo, si ayudas a tus alumnos a pensar en vez de someterse a lo que les dicen, eres un peligro y hasta tus compañeros te miran mal. Entre las muchas razones de que te miren mal, está presente la envidia, también el famoso acoso socio-político y otras razones de desprecio. Lo cierto es que tu función tendría que ser que los estudiantes se hagan hombres/mujeres y consecuentemente, que piensen o puedan pensar sus decisiones, que razonen y que aprendan continuamente.

Esta no es una cuestión de clientes, como siempre acaba ocurriendo en el mundo de la enseñanza privada, y que los profesores no pueden llevar la contraria o al menos manifestarlo a sus “clientes”, a sus alumnos o a sus padres. Es un gravísimo error, propio del sistema. Si no se respeta a los maestros, no se puede constituir un buen desarrollo del individuo. Y añadiríamos, por la otra parte, si el maestro no deja que los chicos participen y se hagan libres, tampoco merece demasiado respeto, ¿será que nos movemos en esta contradicción y como el huevo de colón, no sabemos quién tiene más responsabilidad y/o culpa?

Dejar un comentario