¿HACIA UN GRAN AGUJERO NEGRO?

Thursday, 22 Feb 2018

EL CÍRCULO VICIOSO EN QUE NOS ESTÁN METIENDO
EMPLEOS PRECARIOS = SALARIOS PRECARIOS Y BAJOS = SERVICIOS SOCIALES, COMO LA SANIDAD, TAMBIÉN PRECARIOS y a menos = EDUCACIÓN PRECARIA y más cara = PENSIONES MÁS REDUCIDAS …. y así hasta que la espiral se enrolla hasta penetrar en un agujero negro.

66e48186-c6f9-40d4-b7b1-7e6dd2563ebc-original.jpeg

Los economistas hace años le llamaban circulo vicioso, pero ni es círculo -porque entonces no empeoraríamos, sino que nos mantendríamos- ni es vicioso: más que vicioso es depauperante …..un tal Marx hablaba de la tendencia a la depauperación del sistema capitalista. Por supuesto, nadie le hizo ni le hace caso. Este es un ejemplo más de como nos están jodiendo.

¿CUÁL ES EL LÍMITE QUE IMPIDE CAMBIAR ESTE CÍRCULO VICIOSO? No tengo duda, el GRAN LÍMITE ESTÁ EN EL MODELO DE NEGOCIO en este país, un modelo basado en el beneficio a cortísimo plazo y sin visión/horizonte de hacia dónde va, que pone parches continuamente para continuar explotando más y más a sus gentes y ellos beneficiándose de la pobreza de sus aportaciones -me refiero al empresariado dominante, ese que se ha llevado el 70% de los beneficios construyendo y destruyendo casas y playas respectivamente-, apoyado por políticos corruptos y una sociedad que deja hacer.

América Latina, en general, tiene actualmente los problemas derivados del modelo de dependencia desde el imperio USA, y eso acentúa más si cabe las consecuencias, sobre todo, entre los pequeños y aún medianos empresarios, sobre los autónomos y especialmente sobre las clases trabajadoras por cuenta ajena, es decir, los que tienen que vivir de un salario. Hubo unos años en que parecía que las cosas iban mejor, pero el ciclo económico y la “recogida” de beneficios de los inversores USA han dificultado y tensionado a los países, aún hasta desde el punto de vista político, con la ascendencia de Macri, y Temer, por ejemplo, que han llevado a políticas mucho más rígidas y restrictivas y sobre todo, que aumentan las desigualdades entre trabajadores y empresarios, y entre pequeños y medianos por un lado, y grandes, por otro. Con la consiguiente concentración de renta y riqueza.

Exactamente, y lo que agrava aún más la situación es que en mi país el pueblo no toma conciencia de lo que realmente sucede ni quiere saberlo. Es la dictadura del dinero perfecta, somos esclavos, pero nos sentimos libres. Todo el poder en manos del gran empresariado nacional e internacional. El financiamiento de la política, de los medios de comunicación, etc. nos tienen viviendo una esquizofrenia social. Los medios alternativos son ahogados por falta de publicidad estatal, ahora mismo se cierra la revista Punto Final que luchó contra la dictadura cívico militar encabezada por Pinochet. Se agrava la situación cuando tenemos una educación pública que en la práctica no educa para formar ciudadanos conscientes de su rol, sino más bien en mantenedores de lo establecido.

Una tía mía de 93 años dice que lo que ha visto a lo largo de su vida es que la izquierda nunca está unida y la derecha siempre lo está (por el dinero). Da igual q nombre le pongan si no aprenden de la historia y piensan en las futuras generaciones más allá del dinero, tanto derecha como izquierda, la cosa no va a mejorar. (editado)

Estoy de acuerdo. No parece existir una buena causa (que no mala, como es el dinero y sus corruptelas) para que las izquierdas se pongan de acuerdo. Es una pena, es una realidad.

Totalmente de acuerdo Roberto.
El esquemama: buenisimo
Gracias

La figura o el círculo nos pueden confundir, porque parece que aunque lo adjetivan de “vicioso”, un circulo vuelve al mismo sitio, y eso no es correcto. Habría que representarlo como un remolino o un agujero negro, porque las cosas empeoran, no se mantienen. Qué más quisiéramos que “me quede como estoy”. No, la calidad empeora, la cantidad también, eso que parece preocupar tanto a los políticos y empresarios, la competencia también empeora, porque el modelo tiende a comerse la cola y convertir al colectivo de trabajadores en neo-esclavos, en personas sin futuro, con un presente empobrecido y con un pasado que llegan a convertir en una nostalgia que nunca volverá. Terrible, pero cierto. Siento ser tan realista. Ya sé que todos los que mostramos realidades solemos ser sentidos como auténticos cabrones que dicen cosas que molestan. No encuentro ningun placer en decirlo, escribirlo o hacerlo, sólo siento pena e incapacidad para dar una vuelta a esta tortilla lamentable en que nos han metido.

Las izquierdas en lugar de hablar de modelo de negocio, hablan de modelo productivo, pero ya no es ni puede ser productivo, sólo es explotador. Mejor llamarle como hablan los empresarios, MODELO DE NEGOCIO o de negociete o de corrupción activa o de lo que quieras …. porque lo que es producir, producir …… no saben más que poner ladrillos uno encima de otro y al lado de una playa para que vengan unos impresentables -como seríamos y somos nosotros cuando vamos a otros países- y lo destrocen todo. No esperemos aquí que pueda mejorar lo que es imposible. Ya lo decía el Guerra, el torero: lo que no pué ser, no pué ser y ademá é imposible.

La última vez que fui a Florencia, hace dos años, me fue imposible entrar en la catedral … la cola rodeaba con creces a la misma ….. al final, si hubiera entrado me sentiría “empujado” por la multitud …. e igual que me ocurrió la última vez que fui al Louvre, lo único que se podía ver eran las esculturas …. de cada sala …. ver la Madonna de Da Vinci era por encima de las cabezas o pegando codazos para hacerse un sitio ….. realmente ….. es mucho mejor verlo en google …. al menos sabes que nadie te va a molestar …. que es una foto …. por lo menos es muy buena …… al tiempo que eso, hace tres años en mi última visita al románico catalán, no había nadie para abrir las iglesias ….. y te tenías que conformar, excepto en un caso, con verlas como paisaje por afuera …..

Lo terrible de los modelos de negocio actuales es que parece que NO EXISTEN LÍMITES para ellos, que han reducido las proporciones y los valores sociales, y que han posibilitado así que los ejemplos de unos ricos propietarios despiadados se trasladen en muchas formas a las colectividades. Por ejemplo, no sería posible el tono cada vez más racista y clasista y discriminatorio que se da con mayor presencia cada día en los países europeos, sin que sus líderes no se hubieran mostrado explotadores, esclavistas e insolidarios. El ejemplo del poder, por desgracia, es un ejemplo que da pie para muchas de las malformaciones sociales a las que estamos asistiendo. Es como si se hubieran rotos barreras y hubieran aumentado los odios de manera exhaustiva, como si fuese un odio de supervivencia, normalmente en otros tiempos encarnado por las luchas entre religiones rivales. Ahora, da lo mismo religión, que raza, que ser de un equipo de futbol de ahí al lado, da lo mismo, el odio se ha exagerado socialmente. Y esto tiene que ver con el mal ejemplo de un Trump, como emperador …. Es como si tuviéramos un Calígula o parecido. Vale todo.

Lo peor no es que las cosas estén como están, sino que aún encima LA TENDENCIA ES A EMPEORAR ….. ¿quién lo podía pensar hace diez o quince años? Bueno, si hubiera vivido Marx no hubiera recordado que no nos hagamos ilusiones que la tendencia global es a la depauperación de los salarios y a la descomposición de su calidad ….. pero no le hubiéramos hecho caso ….. seguro.

Soy consciente de que, por desgracia, no somos el único país dónde nos adentramos en ese sgujero negro. Lo que ocurre aquí, lo observo en otros muchos sitios, con mayor o menor intensidad: son fenómenos que tienen que ver con el carácter explotador y desigual del sistema Capitalista. Pero siempre hemos sido menos equilibrados, en cierto modo, extremistas. Para muchas cosas, entre ellas, para avanzar con gran intensidad hacia el agujero negro y sus derivados. En toda vida, no recuerdo un momento más desesperante, más triste, con menos futuro y con más desigualdad porque les da la gana, que el que vivimos. Es inadmisible. Hemos dado un salto de gigante hacia los tiempos pretéritos. Es como si nos estuvieran haciendo regresar a una especie de medievo, edulcorado con un vestir uniformemente comprado en Zara y confluencias. La supuesta democracia sólo tiene el nombre, y nadie la confirma ni dentro ni fuera; los salarios dan pena, e igual cualquier variable que no sea el placer que deben sentir nuestros propietarios teniendo sus dineros “a buen recaudo” en paraísos fiscales múltiples.

Estoy totalmente de acuerdo contigo Roberto. Lo puedo asegurar, porque ese modelo de negocio lo estamos padeciendo acá en Chile. Saludos.

Dejar un comentario