De la Espiga a la Espiral

(1995)

La innovación es una necesidad global del estado de las cosas en el mercado mundial; dicho en otras palabras, de los niveles reales o sentidos de competitividad empresarial.

Las empresas aspiran a la innovación como receta mágica “que nos saque de pobres”, como las quinielas o la loto. Se piensa en la innovación como algo imprescindible y necesario de inmediato para “llegar antes” o “ser más” o “conquistar mejor” clientes o mercados. Y hasta aquí sólo un punto de preocupación: se vive la innovación más como ideología que como proceso complejo, más como un “chasquido de dedos” que como un “arremangate y trabaja”, más como algo puntual e inmediatamente transformador que como un mundo de incertidumbres sólo superadas por el esfuerzo, y así nos va el cuento.

Cuando nos presentan una nueva forma de hacer las cosas, como estamos esperando algo salvador, hacemos “lecturas” ideológicas de esas nuevas formas y en lugar de contemplar el conjunto, nos perdemos aspectos que aún estando contenidos en el nuevo método, sólo son un aspecto parcial de lo propuesto.

De la Espiga a la Espiral